6 habilidades de los periodistas

6 habilidades que las marcas pueden aprender de los periodistas

Los medios de comunicación viven una crisis a nivel mundial y local. Los negocios se reinventan y se esfuerzan por adaptarse a la nueva realidad que impone las nuevas tecnologías. Es así que no sorprende ver diarios o radios incursionando en el mundo audiovisual, por ejemplo. Mientras tanto, en el camino se han perdido decenas de puestos de trabajo.

Afortunadamente, al mismo tiempo se han abierto diversas oportunidades para los periodistas a nivel corporativo. Estos se han venido integrando a los departamentos de marketing o comunicación de las empresas o se vienen sumando al creciente negocio de la asesoría en comunicación corporativa, un nicho relativamente nuevo para el Uruguay al que cada vez más firmas comienzan a tomar con seriedad. Una estrategia de comunicación integral que abarca la relación con todos los públicos del negocio, o planes concretos para vincularse con los medios de comunicación o para encarar las redes sociales; todas estas son alternativas que las compañías vienen descubriendo como aspectos fundamentales de su negocio, por lo cual se han visto en la necesidad de recurrir a especialistas.

Los periodistas se esfuerzan por conocer los intereses del público, son curiosos y trabajadores, saben contar historias y los guía la verdad. Todos estos son buenos motivos por los que la visión de estos profesionales le hace muy bien al marketing y a la publicidad.

1 – Saben fidelizar a la audiencia. Los periodistas están acostumbrados a pensar en quién está detrás de su mensaje y qué impacto tendrá lo que tienen para contar, por lo que les importa mucho tanto el contenido como la forma. Llegar a tiempo y con información de calidad son consignas de trabajo cotidianas para estos trabajadores y estos conceptos cobran cada vez más relevancia dentro de las empresas, cada vez más preocupadas por llegar a un consumidor abrumado de tantos estímulos publicitarios y cada vez más selectivo de los contenidos que consume. 

2 – Son buenos solucionadores de problemas. Los periodistas están acostumbrados a tener que generar contenido, incluso cuando pareciera que en el país no sucede absolutamente nada digno de convertirse en noticia. Completar las ediciones de los fines de semana o los primeros días de enero genera mucha ansiedad a estos profesionales. Rastreando en fuentes de confianza o simplemente viendo la realidad desde una perspectiva más interesada encuentran la solución a su problema recurrente. Esta habilidad será especialmente útil en empresas que necesitan posicionarse en la mente de sus consumidores de manera creativa. 

3 – Se interesan por los problemas de la gente. La curiosidad es una de las materias primas principales de la labor periodística y esta se transforma también en un componente fundamental de una buena pieza de comunicación que pretenda perdurar en la mente de los consumidores. La curiosidad de los comunicadores los lleva a encontrar historias relevantes, algo útil para llenar páginas de diarios o minutos de aire, o para lograr un mayor entendimiento de los problemas del público de una marca y del entorno en el que viven y consumen. 

4 – Escriben bien y saben contar historias. Las habilidades de redacción deberían ser un componente básico de cualquier profesión pero solemos sorprendernos de manera negativa al recibir correos electrónicos o informes dentro de las empresas. Contar con profesionales que escriben correctamente y conocen la manera de llegar a los destinatarios con los mensajes clave, sin distracciones, representa un valor indiscutido para las marcas.

5 – Saben cómo relacionarse con otros periodistas. Cuando dentro del plan de comunicación se encuentra el desarrollo de relaciones con los periodistas como canal fundamental para llegar al público, es bueno contar con un profesional que conoce los detalles del trabajo en los medios de comunicación, los criterios periodísticos e incluso los códigos que manejan los periodistas y sus fuentes. De esta manera se evitará la frustración de llegar una y otra vez a tocarle la puerta a los medios de comunicación con información que no les interesa, o de una manera poco adecuada. 

6 – La importancia de la verdad. La búsqueda de la verdad es una de las guías del periodismo, o al menos lo es para muchos trabajadores de la prensa. Este es un aspecto del que también puede aprender la gente de Marketing, ya que el público cada vez más busca marcas sinceras, que no oculten información y que muestren la realidad tal cual es. Obviamente que las empresas siempre destacarán los aspectos positivos de sus marcas, pero es importante que no olviden que la fidelidad se logra también desde la honestidad.

Gabriela Rocha
Marketing & Comunicación de Ferrere
Texto publicado en la Revista de Negocios del IEEM